EDITORIAL 

Ayudesmoles a ver hacia el futuro 

Los hijos cuando están en la etapa del crecimiento desarrollan una lucha continua del descubrimiento de su vocación, (del latín: vocare que significa “llamar”). Yo diría que la vocación es un llamado interno de nuestras aptitudes naturales para que nosotros respondamos responsablemente educándonos en el área específica.

En cada generación son millones de personas que equivocan su vocación, es por eso que se escuchan voces frustradas que dicen: “Siempre quise ser un Doctor, o un Ingeniero, o un Cantante.” Estas son personas que equivocaron su profesión ya que se especializan en algo diferente a lo que anhelaban; en muchos casos no se especializaron en nada por falta de oportunidades.

En el caso de los hijos nacidos en Estados Unidos, muchos de ellos no encuentran su vocación por falta de orientación por parte de los padres quienes en su mayoría están muy ocupados o sencillamente ni siquiera han tomado en cuenta este aspecto tan importante en la vida de todo ser humano.

Es bueno tomar en cuenta que cuando los hijos son pequeños se mueven por emociones, viven un momento a la vez, solamente siguen lo que les atrae en el momento, luego cambian de parecer y desean algo diferente.

Yo recuerdo cuando mis hijas eran muy pequeñas y visitábamos una tienda corrían al área de los juguetes y en pocos minutos habían tomado en sus manos muchos juguetes a los que consideraban favoritos mientras no venían el próximo. Uno a uno iban observando, poseyendo y desechando; era un torbellino de emociones. Luego en la adolescencia ya sus favoritos no son juguetes, ahora son personajes a quienes quieren imitar. Un día desean ser policías, otro día pretenden ser cantantes de rock, otra vez se ilusionan con ser Médicos, etc. Las mentes de los chichos corren miles de proyecciones los cuales consideran como un modelo de lo que serán en el futuro. Es aquí donde los padres jugamos un papel importante en ayudarles a encontrar su vocación, encontrarse consigo mismos a descubrir cuáles son sus aptitudes y sus habilidades.
Nosotros los padres, podemos ayudarles a proyectarse mentalmente en el tiempo.

Debemos hacerles conciencia que todo esto deberán construirlo escogiendo una profesión que vaya de acuerdo a su vocación..
Nosotros los padres, quines ya hemos vivio podemos ayudarles a proyectarse mentalmente en el tiempo. Ayudarles a ver una década despúes de hoy ponerlos en perspectiva de cómo desearían vivir, de cómo les gustaría ganar su dinero y el ambiente en el que quieren que sus hijos crezcan. También debemos hacerles conciencia que todo esto deberán construirlo y por eso es fundamental que sepan escoger una profesión que vaya de acuerdo a su vocación.

Muchos padres cometen el error de querer hacer de sus hijos una copia de lo que ellos quisieron ser, obligándoles a estudiar carreras que ellos siempre quisieron estudiar y más tarde lo que tienen son hijos frustrados a la orilla de la vida lamentándose por haber escogido lo que nunca quisieron o por no haber escogido nada.

Desde la etapa del pre adolescencia hasta la juventud, el papel del padre es fundamental en el acompañamiento integral para que el hijo sepa mantener el rumbo. Debemos hacerlo, solamente es una vez en la vida.
EDITORIAL